Protección de agua potable

Esta es la óptima protección de agua potable

Las instalaciones de agua potable se han de diseñar de manera que la calidad del agua no pueda empeorar dentro del sistema. Para evitar una pérdida de calidad a causa de la penetración de agua no potable, es preciso instalar grifos de seguridad en tomas amenazadas por este riesgo.

Agua clasificada en categorías

En el reglamento de agua potable se fijan valores límite para las sustancias que pueden encontrarse en el agua potable. Esta agua se define como agua de la categoría uno. El agua que ya no cumple los requisitos formulados al agua potable se asigna a las categorías dos a cinco. Las autoridades alemanas parten de la base de que el agua potable que se extrae de la instalación de agua potable, pierde su calidad de agua potable. Esto puede deberse en el caso del agua de baño, por ejemplo, a la adición de productos de baño o, en un hospital, a la existencia de gérmenes que transmiten enfermedades.

Riesgo de reflujo

Como consecuencia, el agua que ha salido de la instalación de agua potable ya no puede volver a la misma. El riesgo de reflujo existe siempre cuando la salida del agua potable del grifo se encuentra por debajo del máximo nivel de agua posible de agua no potable. Las tomas sometidas a este riesgo han de protegerse contra el reflujo de agua no potable mediante el montaje de grifos de seguridad.