Formación del chorro

Así forman los reguladores el chorro de agua Los reguladores de chorro y las distintas formas son importantes para los campos de aplicación. Hemos resumido para usted los factores más relevantes.

Chorro aireado

El regulador de chorro añade aire al agua que fluye por el grifo, siguiendo el principio de funcionamiento de la bomba de chorro de agua. De este modo el chorro aireado garantiza al usuario la óptima cantidad de agua deseada. Independientemente de la clase de caudal, la cantidad de agua se mantiene constante. El agua no puede salpicar sin control.

Chorro aireado
Chorro aireado

Chorro laminar cristalino

Un flujo laminar, como lo conocemos por la física, circula de forma paralela sin remolinos. La imagen del chorro se caracteriza por su cristalinidad y naturalidad. La generación de aerosoles es mínima dado que el flujo laminar no aspira aire. Por esta razón el área de empleo del chorro laminar es, por ejemplo, el de las instalaciones clínicas en las que la higiene juega un papel muy importante.

Chorro laminar cristalino
Chorro laminar cristalino

Atomizador / chorro de ducha

En los grifos de lavabo con caudal reducido se emplea convenientemente el chorro de rociado para una limpieza duradera de las manos. Gracias a su función de ahorro de agua el chorro de rociado resulta especialmente apropiado para los lavabos muy frecuentados como, por ejemplo, en edificios públicos; forma de chorro aireado.

Atomizador / chorro de ducha
Atomizador / chorro de ducha